sábado, 24 de septiembre de 2016

Lemon Pie a mi manera

     Si hay algo que podemos encontrar fácil en la web es una receta de lemon pie. Hay miles dando vueltas por ahí. No intento dar ninguna super creación ni nada que se le parezca con este post.
Sencillamente es "mi versión", un rejunte de varias recetas tomadas de libros o pasadas de mano en mano, o adaptaciones a mi gusto.

En versión "Mini Lemon Pie"
 

Ingredientes

La Masa (del libro "Cocina Internacional con la Señora Siemienczuk")

100 grs. de harina leudante
100 grs. de fécula de maíz
100 grs. de manteca
50 grs. de azúcar
1 huevo
2 o 3 cdas. de leche



La Crema de Limón (receta pasada de mano en mano, por mi cuñada Marisa, aunque ella no lo recuerde.)

1/2 vaso de jugo de limón
1/2 vaso de agua
3 yemas de huevo
ralladura de 1 limón
1 cda. de harina o fécula de maíz
100 grs. de azúcar


El Merengue Italiano (versión de Osvaldo Gross, es la mejor y la más exacta)

3 claras de huevo
220 grs. de azúcar
70 cc de agua
2 cdas. de jugo de limón



Preparación

La Tarta:

Tamizar en un tazón la harina, la fécula y el azúcar. Agregar la manteca fría cortada en trocitos pequeños y desmenuzar con un tenedor hasta que parezca arenilla. Añadir entonces el huevo batido con 2 o 3 cucharadas de leche. Unir hasta conseguir una masa suave. Estirar sobre la mesa enharinada y forrar una tartera. Llevar a horno 180º hasta que esté apenas dorada.


La Crema de Limón:

Mezclar bien en una cacerola las yemas con el azúcar, la cucharada de harina o fécula (yo utilizo harina porque la fécula de maíz no me convence en este tipo de preparaciones), la ralladura de limón, el jugo y el agua. Llevar a fuego revolviendo siempre hasta que hierva y espese.
Una vez retirada del fuego agregar una cucharada de manteca y revolver hasta enfriar. Esto último es un agregado mío para darle más suavidad a la crema, y puede no colocarse.


El Merengue:

Hacer un almíbar con tres cuartas partes del azúcar y el agua, cocinándolo hasta llegar a punto bolita media, o una temperatura de 120 °C.
Colocar las claras en un bowl. Cuando el almíbar comience a hacer burbujas, comenzar a batir y agregar el resto del azúcar reservado.
Cuando el almíbar llegue al punto verter sobre las claras batiendo siempre a velocidad mediana. Aumentar la velocidad y agregar el jugo de limón. El merengue estará listo cuando entibie a temperatura ambiente.
Retirarlo del bowl y pasarlo a una manga con boquilla lisa o rizada para decorar el lemon pie.


El Armado:

Es simple, una vez fría, rellenar la tarta con la crema de limón y decorar con el merengue. Agregar algunas hojas de menta como decoración final.


Una foto publicada por Marta (@martamottipics) el

En definitiva, en este caso la creatividad no está en la inventiva propia. 
Después de experimentar con varias recetas, es bueno adaptar lo mejor de cada una de ellas para lograr un óptimo resultado.

jueves, 1 de septiembre de 2016

Mini Alfajores de Chocolate

Siempre son útiles las recetas de alfajores, estos son simples, rápidos y económicos.



Ingredientes

Harina 0000 400 grs
Almidón de maíz 100 grs
Cacao amargo 20 grs
Polvo para hornear 1 cda
Bicarbonato de sodio 1 cdta

Manteca 200 grs
Azúcar 150 grs
Miel 50 grs
Esencia de vainilla 1 cdta
Ralladura de naranja
Huevos 2
Dulce de leche repostero


Preparación

Batir la manteca a punto de pomada con el azúcar y la miel.
Incorporar el huevo.
Incorporar la ralladura y la esencia de vainilla. Yo le agregué 2 cucharadas de coñac.
Colocar la harina tamizada junto con el almidón de maíz, bicarbonato, polvo para hornear y el cacao amargo.
Unir hasta obtener una masa homogénea sin amasar demasiado.
Dejar reposar en heladera hasta que la masa se enfríe.
En la mesada enharinada, estirar de 3 a 4 mm de espesor.
Cortar discos de 3 cm de diámetro.
Colocar en una placa para horno, cocinar a 180º C por 5 a 7 minutos. No deben dorarse.
Retirar, dejar enfriar y rellenar con dulce de leche repostero.


Los pueden cubrir con un baño de repostería de chocolate o dejarlos así "desnudos" como hice yo.


Los alfajorcitos en Instagram

Una foto publicada por Marta (@martamottipics) el

domingo, 14 de agosto de 2016

Saladitos


Estos scones salados o "Saladitos" como les decía mi mamá, son deliciosos. Una receta sencilla que nunca falla, ideal para el té o la merienda de los chicos.
Podemos servirlos fríos con mermelada o dulce de leche. También quedan muy bien cortados al medio rellenos con jamón y queso, calentitos.



Ingredientes

2 1/2 tazas de harina leudante
3/4 de cucharadita de sal
2 cucharadas de azúcar
100 grs. de manteca
200 cc. (3/4 taza) de leche

Preparación

Tamizar juntos la harina con la sal y el azúcar. Agregar la manteca fría cortada en trocitos, deshacerla con un tenedor y luego con la punta de los dedos, mezclándola con la harina hasta que parezca arena.

Finalmente añadir la leche, amasar ligeramente, solamente para unir los ingredientes y formar el bollo de masa.

Estirar de 1 a 1,5cm de espesor y cortar con cortapastas redondo (o el que quieras).

Colocar en placa limpia sin enmantecar y llevar a horno moderado (180ºC) unos 10 minutos,  deben quedar blancos con la base apenas dorada.


Sugerencia: Agregar a los ingredientes secos 2 cucharadas colmadas de queso rallado, o sean creativos... pimentón dulce, jengibre en polvo, etc.

Los saladitos en Instagram.

Una foto publicada por Marta (@martamottipics) el

jueves, 4 de agosto de 2016

Hummus, receta mediterránea y vegana

Hummus, al fin tenía que probar este clásico de la cocina mediterránea. Una plato que se prepara en todo el Medio Oriente, Grecia y Turquía entre otros.
Puré de garbanzos, una crema suave y fresca que se consume como entrada acompañada de pan pita o tostadas.
Yo lo probé con carnes, pescados y verduras...y siempre fue perfecto el resultado. 
No dejen de hacerlo, se van a asombrar y lo van a adoptar como yo lo hice.



Hay muchas recetas en Internet, a decir verdad yo tomé un poco de algunas y me adapté como siempre a lo que tenía.

Ingredientes

400 gramos de garbanzos cocidos
1 diente de ajo
2 cucharadas de tahini o pasta de sésamo (opcional)
1/2 cucharadita de comino según el gusto
Jugo de 1/2 limón
3 cucharadas de aceite de oliva
sal y pimienta negra a gusto.

Preparación

Compré garbanzos secos por lo que los remojé en agua durante 12 hs. antes de cocinarlos. Pero se pueden usar los de lata ya cocidos también.

Una vez bien cocidos, removí los garbanzos en agua para sacarles las cascaritas, no se preocupen que se desprenden fácilmente y como flotan se retiran en forma muy sencilla. Esto hace que la pasta quede más suave y homogénea.

El resto es muy simple. Se colocan todos los ingredientes en la procesadora o el mixer hasta lograr una puré, agregando un poco de agua de acuerdo a la consitencia deseada, más o menos denso.

Para servirlo le agregué por arriba un poco de perejil y pimentón dulce con un chorrito de aceite de oliva

Algunos secretitos:

1. Usé ajo en polvo en lugar del diente indicado en la receta. Quedó bien igual.
2. Vayan probando con la cantidad de comino porque su sabor es bastante invasivo.
3.  Lo preparé sin pasta de sésamo porque no conseguí, al próximo le voy a poner tahini "made in casa".
4. Algunas recetas le agregan una pizca de canela o aceitunas negras.
5. Al día siguiente se pone más rico.