miércoles, 31 de agosto de 2011

La Vuelta al Mundo Tema de Agosto 2011: { DIARIO DE VIAJE }

Mis Veranos en la Patagonia

Casi todos los Eneros paso mis vacaciones en Villa Catedral, una pequeña villa en la base del Cerro Catedral que funciona a full en la temporada invernal de esquí.

Durante el verano esas pistas de esquí se cubren de infinitas flores silvestres. Muchas viviendas, hoteles y locales de venta y alquiler de equipos para esquiar permanecen cerrados. La actividad en el lugar se reduce a caminatas por las laderas del cerro, fourtrax, bicicletas y algún campeonato de mountain bike.

Es realmente una comunión con la naturaleza y una recarga de pilas para poder continuar el resto del año con los habituales problemas de la vida diaria.

Jackie propuso este mes en La Vuelta al Mundo un Diario de Viaje. El mio relatará la historia de mis veranos en la Patagonia, espero que estos paisajes les resulten tan atractivos y maravillosos como a mí.



1. El Azul Turquesa del Limay, 2. La Primera, 3. Caminando por la Base del Cerro, 4. El Muelle del Paraíso

Para comenzar el Diario de Viaje nada mejor que estos caminos infinitos que me llevan al sur, a esa Patagonia tan querida...
La bajada de Alicurá, esos 10 Km hasta llegar al Puente del Viento sobre el río Collón Curá, es un viaje increible!! Adoro esa parte del mundo....

De repente, luego de atravesar una loma y una curva del camino y después de recorrer algo más de 400 Km desde la ciudad de Neuquén y 1600 Km desde mi ciudad de Rosario, aparece la primera imagen que nos regala el gran lago Nahuel Huapi. Al fondo al pie de las montañas azules se divisa la ciudad de Bariloche.
Ante tanta belleza visual...Cómo no enamorarse para siempre de estos parajes!!!

Con su centro de esquí el Cerro Catedral es la estrella indiscutida del invierno en Bariloche, durante el verano las actividades deportivas de montaña, trekking, escalada en roca, mountain bike y fourtrax lo convierten en un lugar para disfrutar del sol y la vida al aire libre...

El viento es casi una constante en Bariloche.
Son raros, poco frecuentes los días en los que los lagos se convierten en espejos.
Sentarse al sol en el muelle de madera en una mañana de febrero, tan calma, cálida y azul fue un regalo para disfrutar...



1. No solo de paisajes..., 2. La Jardinera, 3. Dentro del Bosque, 4. El Gutierrez

Recorriendo el Circuito Chico hay un punto donde todos los turistas se detienen para admirar el paisaje y tomar fotografías. En ese sitio el centro de la mirada está en el eje formado por el lago Moreno, el hotel Llao Llao, Puerto Pañuelo, el gran lago Nahuel Huapi y la isla Victoria.
Ante la gran afluencia de gente al lugar, los vendedores de productos regionales aprovechan para ofrecer sus quesos, salames y ahumados de cordero y jabalí.

Con alrededor de 120.000 habitantes San Carlos de Bariloche es la ciudad más poblada de los Andes Patagónicos. Su principal actividad económica es el turismo nacional e internacional.
El nombre de la ciudad es una mezcla del paso cordillerano hallado por un jesuita al sur del cerro Tronador, Vuriloche, y del nombre del comerciante alemán que construyó la primera casa en 1895, Don Carlos Wiederhold, que por error trascendió como San Carlos.
Por una equivocación de imprenta de fines del siglo XIX se cambió el vocablo indígena por "Bariloche”.

Las caminatas por el bosque de la Península Llao-Llao son uno de mis paseos preferidos.
Ingresar al bosque es ingresar a una comunidad llena de vida...
Guardar silencio es importante para escuchar los sonidos del bosque: los pájaros carpinteros, chucaos y bandurrias, el crujir de los inmensos coihues movidos por el viento o nuestros propios pasos sobre el colchón de hojas caídas. De a ratos se avanza por una especie de túnel que forma la caña colihue y siempre escuchando los pájaros cantar lejos o moverse entre las ramas ahí nomás, al borde del sendero.
El aire es fresco y húmedo, el bosque tiene aromas suaves que parecen envolverlo todo y avivan pensamientos que en muchas personas definen un futuro distinto para sus vidas.

El Lago Gutierrez es uno de los lagos más lindos de la Patagonia,
yo prefiero llamarlo el Ojo de Dios como lo llamaban los tehuelches, los primitivos habitantes de la zona.
Su nombre original tiene más poesía y encanto...no les parece?



1. Un Paseo por Colonia Suiza, 2. Desayuno en la Villa, 3. Una Cerca con Flores Patagónicas, 4. Una Acuarela Patagónica

En el medio del bosque patagónico al pie del imponente Cerro López y muy cercana al Lago Moreno, Colonia Suiza es una mínuscula localidad con menos de 100 habitantes.
A fines del siglo XIX los Goye, oriundos del cantón Valais de Suiza, llegaron al lugar y decidieron radicarse allí ya que esas tierras “eran muy similares a Suiza”.
En la actualidad la gastronomía es la que mayor cantidad de visitantes convoca cada fin de semana.
Los días domingos tiene lugar el tradicional "curanto" y también hay asado, empanadas y una exquisita repostería casera.
Colonia Suiza es un lugar al que siempre voy. Me encanta recorrerla, está llena de pequeños rincones ideales para la fotografía.

Durante el verano, las mañanas en la Villa Catedral son casi siempre frías.
Este año fue una temporada cálida y sin viento, aprovechamos para desayunar en el balcón disfrutando del aire fresco mañanero y de la maravillosa vista al Cerro Catedral.

La Villa Catedral es una villa invernal que vive de la temporada alta del centro de esquí del cerro. Durante los meses de verano tiene una actividad reducida, muchas de las viviendas permanecen cerradas, aunque en estos últimos tiempos se han incrementado las cabañas para alquiler para la temporada veraniega.
En enero las retamas, los lupinos y las margaritas silvestres crecen libres a la vera de las calles de la Villa. Un espectáculo que la naturaleza nos regala a los visitantes del verano.

La paleta de azul de los lagos, ríos y arroyos es la más amplia que he conocido. En el lago Nahuel Huapi me encontré con una acuarela patagónica en azules pintada por la naturaleza.



1. El Hotel Llao-Llao desde Puerto Pañuelo, 2. Una Belleza Serena y Azul, 3. Pinot Noir, 4. En la Playa

La vista del Hotel Llao-Llao, sin lugar a dudas, es uno de los sitios, dentro del recorrido del Circuito Chico, más fotografiado. La imagen esta tomada desde el muelle de Puerto Pañuelo, principal punto de partida de las excursiones lacustres a Puerto Blest e isla Victoria, al fondo se observa la imponente arquitectura del hotel, emblemático edificio del arquitecto Alejandro Bustillo.
En 1936 se derribaron más de cinco mil árboles autóctonos para su construcción, generando un fuerte impacto ambiental dentro de la zona.
El antiguo edificio, de 1938, se incendió al poco tiempo de su apertura, y luego fue reconstruido. Con las maderas que se salvaron del fuego, se construyó el muelle de Puerto Pañuelo.

Si me dieran a elegir, lo que más me gusta de la Patagonia son sus paisajes...
sus lagos, sus montañas, sus bosques,sus azules infinitos...tan patagónicos ellos.

Ya en viaje de regreso, en San Patricio del Chañar, una pequeña localidad cercana a la ciudad de Neuquén visité la bodega de la Familia Schroeder, una familia argentina, con orígenes europeos y raíces profundamente patagónicas que elabora vinos capaces de trasmitir el espíritu recóndito de la Patagonia y su misterioso encanto.
Para los viñedos de la Patagonia, la mejor virtud de la zona es el viento fuerte, ya que produce sequedad en el ambiente evitando la aparición de enfermedades, y esto se traduce en la posibilidad de la elaboración de vinos orgánicos, sin adición de agroquímicos.
La marcada amplitud térmica entre el día y la noche, da como resultado uvas con excelentes niveles de color, acidez, aroma y alta calidad enológica, ideales para producir vinos con profunda vocación de calidad e innovación, con colores intensos, aromas complejos, con recuerdo a frutos y especias.
Variedades como el Pinot Noir y el Merlot logran un equilibrio entre el azúcar y la acidez que recuerda a los vinos europeos.

Mi infatigable compañera de viaje también descansa en la playa pedregosa del Moreno.
Acompañada de unos mates, un libro y buena música, voy guardando en la memoria, en la mía..., los paisajes, los colores, el aire y el sol.

Todo tiene su final, el fin de las vacaciones siempre deja un gustito amargo. Volver a la rutina diaria, al ruido ciudadano, a los horarios. Pero me llevo montonazos de fotos y lo que es más importante, una recarga de energía para el año y la esperanza del regreso en el próximo verano. Bye bye Patagonia...!!


Ojalá hayan disfrutado este pequeño recorrido por uno de mis lugares preferidos...
Y espero que los que no lo conozcan puedan ir alguna vez, les aseguro que no lo olvidarán jamás...


Si quieren ver más fotos de la Patagonia, un click aquí.

15 comentarios :

nfer dijo...

El Ojo de Dios como es el nombre original del lago nos recibió hace ya muchos años a Cosme y a mí. Habíamos planeado el viaje años antes, casi diez años antes, cuando él daba clases en una escuela agrotécnica siendo todavía alumno de la Universidad. El viaje de estudios de los chicos fue a Bariloche, muy distinto a algunos viajes de hoy: a recorrer, a conocer, y a fotografiar con las pocas cámaras que los padres les confiaban o comprar postales. En una de esas postales que me envió me promete que cuando nos casemos iríamos. Y así fue. En alguna parte tengo una desvaída foto que tomé en uno de los lagos (creo que en este). Cosme en la orilla, un dia de calma que lo reflejaba como un espejo.(Puede que haya sido otro lado, ¿importa? importa que los recorrimos todos o casi todos, a veces durmiendo en carpa, solos, en ese febrero inolvidable.
Gracias por el recuerdo, amiga.

Giovanna dijo...

Buen día Marta,
Esos paisajes me recuerdan la sierra de mi país, de límpido cielo azul y hermosos lagos....están bellas...

Carabiru dijo...

Qué belleza de lugares, y qué ganas me ha dado tu diario de visitarlos todos.
Las fotos, como no, magníficas.

Vicky Bonifacio dijo...

que hermosos paisajes, no sé con cual de todas tus fotos me quedaría, me gustan todas!
Saludos

Juan Carlos Partidas dijo...

Marta, tanto las fotografías como el diario están excelentes. Como para no perderse ni el menor detalle. Felicitaciones por pasar tus veranos en un lugar tan especial. :)

Roxi Ameduri Marchettini dijo...

Hola Marta!!!
Que hermosas fotos! He pasado veranos en Bariloche y es indescriptible la hermosura y calma del lugar, tus fotos son increibles!!!
Besos y gracias por tu comentario.
Me gustó conocerte!!!!
Feliz viernes!!!!!

Ƹ̴li.Zαbeth ۫◦۪° dijo...

Marta gracias por tu visita a mi blog, te agregó así estamos más en contacto :-)

Las fotos son una maravilla, los paisajes, esos cielos y cada uno de los detalles que se aprecian en cada una de las fotos son bellisimos al igual de como has ido relatando ese viaje a la Patagonia, bellisimo lugar!

Saludos, besos

Maria dijo...

Qué lugar tan espectacular!!! Ya me había fijado en alguna de tus fotos cuando estaban expuestas en el mural: La de las montañas reflejadas en el agua es simplemente impresionante. Qué bonitas todas!!

Almu dijo...

Patagonia es uno de mis viajes soñados y viendo tus fotos, sube puntos, qué belleza!! Voy a recomendar tu blog a una amiga que estuvo por ahí hace unos años.
Gracias por comentar en mi blog!

Lastienditas dijo...

wowww! tus fotos son realmente impresionantes! Qué gusto recorrer la Patagonia contigo aunque sea desde mi oficina!!

MirenAranguiZ dijo...

No he tenido la suerte de ir Marta pero con tus fotos ya lo conozco un poquito. Me encantaría estar sentada en ese Muelle del Paraíso!!

Angie dijo...

Preciosas fotos, me ha encantado tu diario de viaje...

Celi [diario de crecer] dijo...

Yo tambien voy a la Patagonia de vacaciones!! es un lugar soñado..lo pienso y ya lo extraño!!

RoxiRosita Fotografía dijo...

Me encanto leerte en la patagonia... mi patagonia querida :)
Por mas que halla nacido y criada en estos lugares nunca me canso de ver fotos!!
Hermosisimo post.

Adri T dijo...

bellísimas fotos Marta!!! me encantó tu blog!!!