domingo, 14 de agosto de 2016

Saladitos


Estos scones salados o "Saladitos" como les decía mi mamá, son deliciosos. Una receta sencilla que nunca falla, ideal para el té o la merienda de los chicos.
Podemos servirlos fríos con mermelada o dulce de leche. También quedan muy bien cortados al medio rellenos con jamón y queso, calentitos.



Ingredientes

2 1/2 tazas de harina leudante
3/4 de cucharadita de sal
2 cucharadas de azúcar
100 grs. de manteca
200 cc. (3/4 taza) de leche

Preparación

Tamizar juntos la harina con la sal y el azúcar. Agregar la manteca fría cortada en trocitos, deshacerla con un tenedor y luego con la punta de los dedos, mezclándola con la harina hasta que parezca arena.

Finalmente añadir la leche, amasar ligeramente, solamente para unir los ingredientes y formar el bollo de masa.

Estirar de 1 a 1,5cm de espesor y cortar con cortapastas redondo (o el que quieras).

Colocar en placa limpia sin enmantecar y llevar a horno moderado (180ºC) unos 10 minutos,  deben quedar blancos con la base apenas dorada.


Sugerencia: Agregar a los ingredientes secos 2 cucharadas colmadas de queso rallado, o sean creativos... pimentón dulce, jengibre en polvo, etc.

Los saladitos en Instagram.

Una foto publicada por Marta (@martamottipics) el