Gulash con Spätzle

    Las chicas, Flor y Ceci, me regalaron paprika ahumada de Budapest. Era necesario probarla como corresponde, preparando un gulash, cosa que para mí fue la primera vez.
   El gulash (gulyás en húngaro) es un plato muy popular en la cocina húngara y en los países de Europa Central (Eslovenia, República Checa, Austria, Ucrania, entre otros).
   Es una comida casera y sencilla, un guiso de ternera estofada que se acompaña con papas, pan o spätzles. Hay una gran variedad de gulash, dependiendo de la región, incluso hay una versión en sopa.
Los ingredientes preparados
   Hay muchas recetas, pero con algunas variantes en los ingredientes todas tienen carne y paprika.
   Me decidí por la receta de Majo (@CocinaEn140) ya que las suyas, siempre dan buenos resultados.
   Como de costumbre adapto las recetas a mi gusto con pequeñas modificaciones

 El Gulash...

1 kg de carne de ternera (paleta, brazuelo, o cualquier pulpa desgrasada y cortada en cubos chicos)
1 cebolla grande (o dos chicas)
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
1 zanahoria
1 diente de ajo
1 cucharada grande de paprika o pimentón dulce
1 lata de tomates cubeteados
3/4 litro de caldo de verduras
sal y pimienta a gusto.

   Cortamos en cubos chicos los pimientos y la zanahoria. Rehogamos en una cacerola con un chorro de aceite de oliva, agregamos el tomate, Cocinamos unos 3-5 minutos. Sacamos del fuego y lo dejamos aparte.


   Picamos la cebolla y el ajo y en la misma cacerola rehogamos ambos con un poco más de aceite de oliva. Retiramos del fuego y agregamos la cucharada de paprika.


 Mezclamos bien y agregamos la carne cortada, volvemos al fuego y revolvemos hasta que la carne cambien de color. 


En ese momento añadimos los pimientos, la zanahoria y el tomate que habíamos separado anteriormente.


  Agregamos el caldo, condimentamos a gusto con sal y pimienta (no le pongan mucha sal, siempre hay tiempo para rectificar al final).
 Tapamos la cacerola, bajamos el fuego y lo dejamos que hierva despacio 1 hora y media aproximadamente. Cuando la carne esté bien tierna (se deshace al morder) estará listo. 
  Es mejor si lo hacen el día anterior, se concentran los sabores y la carne queda más tierna.

El acompañamieto, los spätzles...

   Se puede acompañar con arroz, papas, ñoquis o lo que quieran pero lo clásico son los spätzles. Las chicas lo comieron en Budapest con una pasta parecida a la masa de lasaña cortada en trozos irregulares.
   Yo decdí hacer spätzles, que tampoco había hecho nunca. Lo más dificil fue reemplazar el aparatito especial para hacerlos (obvio que no lo tenía). Bueno, un rallador de verduras y un cortante para alfajores fueron los indicados (el aro cortante fue idea de Flor). Y después del buen resultado no necesito tenerlo, salieron geniales.

 Les doy las proporciones por huevo (con esas cantidades salen entre 2 y 3 porciones, si necesitan más multiplican y listo)

1 huevo
170 grs. de harina común 0000
150 cc. de agua tibia
nuez moscada a gusto
una pizca de sal


Mezclamos todos los ingredientes, debe quedar una masa semi líquida, bastante espesa.
Colocamos sobre una olla con agua hirviendo, en mi caso el rallador, pero si tienen el aparato especial usen eso, y en el aro ponemos una porcion de la pasta para que vaya cayendo en trozos pequeños sobre el agua.
Los retiramos a medida que suben y los vamos colccando en un bol con agua fria hasta terminar.

Terminación...

  Calentamos los spätzles con un poco de aceite para que no se peguen en una sartén grande.
  Servimos el gulash con su acompañamiento en cazuela o plato con un toque de pimienta recien molida.
 A disfrutar un plato invernal para estos meses de frío.

Plato terminado

Flor aprobó el resultado, me dijo que era muy parecido al que habían comido en Budapest.

El Gulash de Budapest


Gracias Majo por tu receta, excelente!








Comentarios

Entradas populares